lunes, 17 de septiembre de 2012

Concurso de belleza

Yo a Nelo lo encuentro muy guapo. Claro que una madre siempre ve a sus cachorros con buenos ojos y, el Killo, aunque sea solo en un sentito literario, hace funciones de hijo. Lo digo porque ayer participamos en un concurso de belleza. Llevábamos el número 17 y Ziro, amigo, colega y vecino, intervino con el 16. Desfilamos juntos (y juntas, porque Rakel llevaba a su maromo y yo al mío). No podemos decir que ni el uno ni el otro se portaran como señoritos. En el coche —era la primera vez que subían juntos a un maletero— sí se comportaron, pero al llegar al recinto ferial sacaron cada uno lo peor de su carácter: Ziro mostrando sus dotes de dominación y su buena dotación para el ladrido ofensivo; Nelo babeando por saludar a todo bicho viviente (nunca mejor dicho). Por la noche, tanto Rakel como yo teníamos agujetas en los omoplatos de tanto tirar del perro. Pero nos llevamos una alegría y uno de los premios, el apuesto Ziro ganó en la categoría de adultos por la que también concursaba mi quillo. A Nelo no le afectó en el momento ya que estaba más pendiente del jolgorio perruno que del certamen, pero, luego en casa, lo vi cabizbajo y algo alicaído.
Nelo con corbata
—¿Y eso?—le pregunté.
—Soy feo —dijo
—No —respondí—, eres graciosillo y colicorto, lo que pasa es que Ziro es un chulazo y merecía el premio.
—Ni con corbata he ganado —gimió y yo aproveché la coyuntura para largar mi discurso:
—Si hubieras estado por lo que tenías que estar no se te habría torcido la corbata, ni se te habría roto el dorsal con el número y habrías quedado mucho más presentable y a mí no me habrías destrozado el brazo que bastante chungo lo tengo. 
De poco sirvió la perorata ya que seguía con una única obsesión:
—¿Y entonces habría ganado?
La sinceridad ante todo, dije: —¡Ay, hijo! con esas pintas es difícil que llegues a ganar un concurso de belleza, ¿y si probamos con uno de obediencia?

Ziro y Rakel recogiendo el premio
La frase del dia: Lo importante es participar, pero ganar mola mucho más.
No se si es de Ziro o de Nelo