domingo, 4 de noviembre de 2012

Xupito gana la batalla

—Para mí tú eres el más guapo —le dije ayer a Nelo viendo que andaba un poco bajo de autoestima—, el más listo, el más dulce, el más bueno.
Antes 
Me giró la cara con expresión de desprecio y se cruzó de patas.
—¿Y eso? 
Debo advertir, para las que aún no lo sepan, que cuando Nelo está muy ofendido no habla. Bueno, para ser exactas, hablar, hablar, lo que se dice hablar con palabras, no habla nunca, pero a su  modo y manera, él me dice las cosas y yo las traduzco. Ayer, sin embargo, no conseguía saber qué era lo que tanto le dolía para estar como estaba. 
Entre tanto, Xupito, el gato más insolente que he tenido, campaba a sus anchas por el cabezal de mi cama. Xupito lleva unos 4 años conmigo y cada día del mundo (es decir, todos, absolutamente todos los días desde que llegó a casa y pudo valerse por sí mismo) ha intentado dormir en mi cama y cada día del mundo, yo se lo he impedido. Incluso dejaba la mosquitera puesta todo el año para que no pudiera subir. Pero, no sé por qué sigilosa habilidad felina, descubrió la forma de deslizarse, entrar y situarse en la zona de las almohadas que es la más blandita; como podéis ver en el documento gráfico "Antes", el gato tonto no es. Harta de encontrarlo ahí dentro, y de sacarlo cada día, decidí retirar la mosquitera y aceptar que me ha ganado la batalla. 
y después
Bien, sigo con Nelo: como no respondía a mis lisonjas, me di la vuelta y lo traté con el látigo de la indiferencia que es el que más le duele. No tardó ni dos segundos en seguirme y gritar (insisto, a su modo):
—Entonces ¿por qué el Xupi duerme en tu cama y yo no?
Aaaah!! (profundo suspiro) Cómo hacerle entender a este Quillo mío la tozudez de los gatos !!!


La frase del día: He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer (y una mujer, añado). No he sido feliz.
J. L. Borges

1 comentario:

Amant de les ombres que es dibuixen a les parets quan es fa fosc dijo...

Un día me voy a llevar a Nelo a mi casa y dejaré que duerma en mi cama, con dos perras más y tres niños que se lo van a comer con besos y ternura. La cama es grande, no se va a sentir incómodo... Dos metros y medio dan para mucho ;)
Respecto a Xupito, no creo que gane la batalla por cabezón sinó por escurridizo y pequeño.
Tienes la suerte de que quizás todavía no han ni pensado en que la alianza, por eso de que la unión hace la fuerza,
Y respecto a la frase del día, si me lo permites, añadiré..."...aún estás a tiempo de redimirte!"